Especies de caza

Cazar animales de caza es una de las actividades recreativas al aire libre más populares en España. Durante muchos años, los cazadores de todo el mundo han podido aprovechar un paisaje geográfico diverso, pero bien definido para localizar y apresar especies de caza como ciervos, corzos y jabalíes.

Sin embargo, a pesar de que hay muchas especies y subespecies únicas de animales de caza mayor en el mundo, gran parte del sector cinegético se ha especializado en animales de caza menor, ya que las oportunidades cinegéticas de estos animales de mayor tamaño se han reducido considerablemente por diferentes motivos, como el coste que supone para el cazador la caza mayor.

Especies cinegéticas de caza menor

Especies cinegéticas de caza menor

La caza menor es una de las modalidades cinegéticas más atrayentes para la mayoría de cazadores por sus especiales características. Las especies de caza menor van desde aves (de pluma) a pequeños mamíferos (de pelo), contando con un amplio abanico de opciones totalmente diferentes entre sí. Algunas de las especies de caza más representativas son: Perdiz, Paloma, Codorniz, Conejo, Liebre o Ánade.

Especies cinegéticas de caza mayor

Especies cinegéticas de caza mayor

La caza mayor es la modalidad reina del mudo cinegético. Aquí encontramos a las especies más grandes en tamaño y, también las más difíciles de apresar. Podemos encontrar muchas especies de caza mayor populares: Cabra montés, Ciervo, Corzo, Gamo, Muflón, Arruí o Jabalí.

¿Qué son las especies de caza o cinegéticas?

Las especies cinegéticas o de caza son todas aquellas que pueden ser cazadas de forma legal y que, además, su control por medio de la caza es necesario para el control de poblaciones con el objetivo de conseguir un equilibrio en el ecosistema y la salud del mismo.

Ir arriba